El lago Snagov es un lago a 25–30 km de Bucarest, Rumanía. Tiene una superficie de 5,75 km². El lago es famoso debido al mito de que Vlad III el Empalador fue enterrado en el monasterio de Snagov en una isla que es accesible solo por bote en el medio del lago Snagov. Sin embargo, su cuerpo nunca se encontró.