El río Okavango es un largo río africano, que nace en la meseta de Bié, en Angola, en una zona bastante lluviosa, y que tras un recorrido de unos 1.600 km penetra en una cuenca endorreica, ya en Botsuana, donde ha formado una extensa región aluvial impropiamente denominada y conocida en todo el mundo como el delta del Okavango. Como desemboca en una zona con un clima muy árido, se trata de un río alóctono, como es el caso del río Nilo, en Egipto, o el río Níger en Malí.